La baja presencia de los directivos de aseguradoras en las redes sociales, ¿es el síntoma de la poca estrategia web de sus compañías, o a la inversa?.

Según se deduce de la jornada convocada por ICEA el pasado mes de noviembre, internet todavía es un gran desconocido para la estrategia de las aseguradoras, especialmente porque les va bien sin utilizarlo. Las redes sociales están muy lejos de incorporarse a la estrategia de marketing y comunicación, la razón que suele esgrimirse es que los clientes no están en ellas. Esto quedo de manifiesto también en la mesa redonda, que tuve oportunidad de moderar, celebrada en octubre con directores de marketing y que organizó INESE.
La distribución a través de la web parece ser el aspecto que más interés despierta, y eso que la participación de la web en las ventas aun no alcanza los dos dígitos.
En mi opinión se trata de un conjunto de miedos tradicionales a los cambios, especialmente en seguros esto es más patente, cambiar conlleva riesgos, y en el caso de internet los errores se ponen a la vista de todo el mundo. Es necesario impulsar cambios en ese sentido, no es posible que la iniciativa esté partiendo de proyectos externos, centrándose básicamente en los tarificadores y comparadores, hay mucho por hacer y el tiempo en esto es precioso.

Debate abierto en LinkedIn, puedes participar haciendo click aquí.