Desconfianza, inseguridad y asegurados, una ecuación sin resolver.

En tiempos de crisis el seguro debería ser el referente de mayor garantía.

No hace mucho me refería a la imagen de las aseguradoras entre el público en general y al poco esfuerzo que están realizando las compañías para mejorar la percepción que el cliente tiene de su entidad y de la competencia. Parece que alguien estaba prestando atención y este mes de octubre, después de los exámenes de septiembre, dos entidades han recogido la idea y han lanzado sendas campañas orientadas a dar imagen de escucha activa y orientación al cliente, al tiempo que refuerzan su imagen de solvencia.

A nadie se le escapa que la situación de desconfianza generalizada hacia el sector financiero está haciendo mella en las entidades, lo cual, añadido al crecimiento del paro y la reducción de renta disponible, genera ya una reducción en la contratación y en el incremento de bajas y recibos impagados, o como nos gusta decir pendientes. ¿No sería el momento de innovar desde el punto de vista de la comunicación del sector con su entorno?, volvemos a perder el tren como habitualmente hacemos y mientras en Francia el presidente se reúne con banqueros y aseguradores, en España solo tienen ese privilegio los primeros. Pero, ¿Nos lo ganamos o por el contrario seguimos en el lado oscuro del panorama nacional? . Sigue leyendo