Ganar clientes con ideas originales y participativas

Hace tiempo dedique un post a CAN (Caja de Ahorros de Navarra), con motivo de su orientación al uso de las redes sociales, su participación y trasparencia llevadas a la forma de conversar, como por ejemplo en twitter. En esta ocasión le dedico este post por una idea original y  que explica muy bien su visión y misión, orientadas a la banca cívica tan actual y, en mi opinión, necesaria.

Me refiero a la acción que han lanzado en base a las tarjetas que contienen un código con el  que puedes aportar 10€ a cualquiera de los proyectos que se encuentran en la web www.can.es, se trata de proyectos de diferentes sectores y por los que CAN está apostando para destinar, a decisión de sus clientes, fondos de la obra social, que les permitan desarrollarse.

Una idea que permite potenciar la imagen de marca, reforzar su estrategia y acercarse al potencial cliente dándole a conocer como actúa y participa la Caja con la sociedad, aportando recursos de forma participativa.

Estas tarjetas han sido distribuidas en diferentes eventos, entre ellos en los recientes Eats and Twitts de Pamplona y Madrid, este último celebrado el miércoles 24 con asistencia de más de 200 personas, y en el que CAN es patrocinador junto con Reyno Gourmet. Si has estado en alguno de los eventos y tienes la tarjeta, utilízala cuanto antes, los proyectos esperan tu decisión.

Caja de Ahorros de Navarra, auténtica empresa 2.0

CAN

No se trata del típico ejemplo de empresa que presume de ser 2.0, CAN lo es por derecho propio, lo puedes comprobar con solo visitar su Comunidad, con 1027 blogs en los que opinar y participar, con temas tan actuales como Cooperación, Medio Ambiente, Discapacidad y Asistencia, Bienestar, etc..

Adicionalmente CAN ha hecho público recientemente que ha creado la cuenta única de seguros, un soñado proyecto que he intentado sin éxito en  diferentes entidades por las que he pasado con responsabilidad en marketing, y siempre ha sido imposible. Habitualmente los técnicos y financieros, sin hablar de los informáticos, lo han visto como llegar a marte: caro, difícil e imposible, cosas del inmobilismo.

Ésta solución permite a un cliente agrupar todos los seguros de la unidad familiar, o de un particular, en una misma cuenta pagando mensualmente el importe resultante dividido en doce mensualidades, algo de cajón que me ha costado más de 35 años ver hecho realidad, enhorabuena a la CAN.

Ahora ésta caja navarra demuestra que es posible y estoy seguro que conseguirá un grado de fidelización importante entre sus clientes, ese ha sido siempre mi objetivo al proponer la estrategia de cuenta única, espero que el tiempo les/nos de la razón. Seguro que lo veremos y el ejemplo, por fin, cundirá entre otras aseguradoras, que ahora sí verán posible llevarlo a cabo.

Esta y otras iniciativas terminan dando la razón al genio del siglo 20, Albert Einstein, que decía “En las épocas de crisis solo la imaginación es más importante que el conocimiento”.