El Seguro en 2010, ¿cómo hemos cambiado?

El primer artículo de un año suele dedicarse a realizar balance del ejercicio que termina y prever lo que va a suceder en el que se inicia; sin embargo, en esta ocasión voy a cambiar la tradición, irremediablemente, porque ambas cuestiones me llevan al mismo sitio, es decir: el balance y las previsiones confluyen en una necesidad de cambio que, no por repetida, llega a producirse.

Releyendo a Albert Einstein encuentro un interesante comentario sobre la crisis: “…La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países, porque la crisis trae progreso… Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias…”. Absolutamente cierto, pero, ¿qué tiene que ver con el título?: todo o casi todo.

Según los analistas llevamos en crisis desde el final del verano de 2007, y más profundamente dos ejercicios completos, 2008 y 2009. Durante ese tiempo se ha continuado hablando, por parte de diferentes portavoces del sector, de la necesidad de mejorar la imagen del Seguro. Pues bien, y vuelvo al título, ¿cómo hemos cambiado?, ¿qué inventiva hemos aplicado para mejorar?, ¿hemos descubierto que nos pide el cliente como sector?.

No creo necesario decir que muy poco cambio se ha producido en dos años; sí posiblemente en la forma en que se distribuyen los seguros, ganando presencia los medios ‘on-line’ y la bancaseguros, pero la imagen del sector frente al cliente sigue igual. Nuestro paso por la crisis, como sector, ha sido neutro, sin cambios, lo cual nos llevaría a que en 2010 seguiremos con la letanía de “necesitamos mejorar la imagen del sector frente al cliente”. Otro año más.

A pesar de tener cada día más y mejores canales de comunicación con los clientes, las entidades no se deciden a iniciar diálogos constructivos con la gente. Sólo algunos profesionales mantenemos blogs abiertos, por ejemplo, en los que se recogen opiniones y comentarios, pero la relación institucional, como sector, y la corporativa, de las entidades con sus clientes, sigue siendo una asignatura pendiente.

Decía en enero de 2009 que la receta de la mejora como sector pasaba por la Innovación y la Orientación al Cliente, y la una no es posible sin la otra. Crear productos como obligación técnica, o frente a los Consejos de Administración, no es Innovar, y que me perdonen las honrosas excepciones, que las hay. Innovar es conectar con los clientes y darles soluciones imaginativas y de alto valor, situando a un sector como el nuestro, imprescindible, en altas cotas de notoriedad publica y valoración general positiva.

Hoy por hoy, eso no ocurre. No somos públicamente notorios, a nivel popular, no nos valoran demasiado positivamente, y, salvo honrosas excepciones, creamos soluciones orientadas a contentar a los Comités de Dirección, las Juntas de Accionistas o la propiedad de las compañías, en lugar de orientarlos a la gran mayoría de los clientes.

La buena noticia es que el año 2010 puede ser distinto, si tenemos la intención clara de que lo sea. La oportunidad comienza mañana; de nosotros depende. Y, además, el valor añadido de mejorar nuestra imagen como sector dará como fruto una mejor relación con los clientes, la posibilidad de conectar sus necesidades con los productos y, por último, compañías más rentables. Dejemos los vaivenes de los precios, apostemos por la Mediación profesional, esté donde esté, y abramos canales de comunicación al mercado. Son retos perfectamente asumibles. El momento es ahora, y tenemos todo un año para conseguirlo.

2 pensamientos en “El Seguro en 2010, ¿cómo hemos cambiado?

  1. Totalmente de acuerdo Ramon. Creo que has tocado dos de las claves. La intermediación y la comunicación. Dentro de la comunicación diría que la transparencia y la inmediatez de la información son claves y los nuevos medios electrónico (smartphone, ubicuidad de internet, etc…). En este sentido están saliendo en USA y alguna experiencia en Europa algunos Apps tanto para el ramo de vida como en particulares que son muy interesantes.
    Un abrazo y felicidades por el blog

    • Gracias por tu comentario Enrique, creo que poco a poco vamos creciendo en número los que opinamos que es necesario un cambio de planteamiento a la hora de comunicar con los clientes. Hoy no podemos quedarnos parapetados en la dificultad y los costes, nunca ha sido más fácil y más barato que ahora, es solo cuestión de actitud.

      Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s