¿A la caza de tendencias o simplemente copiar y pegar?

Para bien o para mal el sector asegurador es predecible, me explico, sabemos de antemano como va a reaccionar ante determinados impulsos. Igual que sabemos que es anti-cíclico, es decir reacciona ante los momentos económicos al revés de lo que ocurre en otros sectores económicos, también sabemos que cuando una aseguradora inicia una ruta en materia de productos, marketing, etc., las demás esperaran, pero la mayoría seguirá la misma senda, si a quién empezó le resulto bien la apuesta.

Esta característica del sector,  que bien podría enmarcarse en el movimiento de cazar tendencias tan de moda en otros sectores, o quizás en la práctica, muy extendida, del llamado “benchmarking”; sin embargo a mi me parece más bien el resultado de la técnica aseguradora llevada al sencillo proceso de cortar y pegar.

Si consideramos que la base técnica aseguradora se fundamenta en la experiencia, cabe pensar que lo adecuado es implantar cualquier novedad relativa a los productos, siempre que esté fundamentada en una determinada experiencia, habitualmente relacionada con las probabilidades de que un hecho se produzca, así como el coste de sus consecuencias.

En los últimos meses estamos asistiendo a un hecho, reclamado por mí mismo a primeros de año, que empieza a situar al sector, y las compañías que lo componen, en el lugar que le corresponde frente a la sociedad, es decir como vanguardia en materia de protección y responsabilidad social. Me refiero a la cobertura del pago de las primas de seguro para determinados clientes que tengan la desgracia de sufrir una situación de desempleo.

Alguna entidad inicio el camino y sinceramente no recuerdo cual fue la pionera, pero lo importante para mí en este momento no es ese detalle, lo importante es constatar que se siguen reproduciendo las constantes de comportamiento del sector asegurador, a saber: reaccionar tarde, de forma tímida (se da a conocer las novedades de manera interna y restringida) y a continuación se copia la idea de forma autómata.

¿Por qué es esto lo más importante?. Muy sencillo, por la poca evolución que demuestra a la hora de trasmitir al mercado cambios de estrategia en las relaciones con el propio mercado. Aun reconociendo que se trata de iniciativas muy loables y valiosas para adaptarse a la realidad social que estamos viviendo, el sector asegurador tiene que empezar a tomar conciencia que dos años para dar muestras de que está entendiendo lo que pasa a su alrededor es mucho tiempo, que salir todos en cascada con lo mismo parece cuando menos poco original, y por último que no cuenta con suficiente materia gris en sus estamentos directivos como para innovar de forma valiente, sin esperar a que la competencia inicie el camino.

Por desgracia hay demasiada experiencia acumulada que ratifica lo que estoy diciendo, en ese sentido solo hay que mirar al mercado de seguros del automóvil y comprobar que la “moda” es bajar el precio sin medir las consecuencias.

A pesar de todo aplaudo la iniciativa, pero no puedo dejar de reclamar valentía a la hora de hacer propuestas innovadoras y de valor para el mercado, el futuro del sector pasa por ahí, seguro.

Publicado en Actualidad Aseguradora 19/11/2009

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s