Ya soy financieramente responsable

#FintonicExperience

No todos tienen la oportunidad de vivir experiencias interesantes, y menos en materia de finanzas personales, casi siempre sales escaldado de ese tipo de asuntos. Sin embargo estoy teniendo la suerte de participar de la #FintonicExperience desde hace más de tres meses, y cuando me planteé empezarla no suponía que sería así ni mucho menos. Desde todos los puntos de vista positiva. Bueno… quizás un aspecto negativo, mi mujer me controla más el presupuesto, pero todo sea por los objetivos.

Dejando de lado el control presupuestario ejercido por la señora de mi casa, pondré a continuación los aspectos positivos, y veréis de hay muchos. El primero, intercambiar experiencias financieras  con personas que no lo hacía habitualmente, como @anitaideas o @mediotic, con los que he comentado, algunas cosas en privado, incluso en el time line de Twitter. Y es que esto de las finanzas une mucho, sobre todo cuando se te va al garete en presupuesto por culpa de una boda, o cuando te vienen gastos inesperados, en lo que @anitaideas es especialista y siempre tiene un comentario de consuelo.

Además de los contactos he conseguido tener una idea clara de que entra y sale de la caja familiar, ya que la herramienta de Fintonic los agrupa, te avisa, etc. y este aspecto que parece poco importante sin embargo supone uno de los quebraderos de cabeza más potentes de los cabezas de familia, de esos que manejan la contabilidad doméstica. Y tengo que decir que quién la maneja en mi caso es mi mujer, pero por las necesidades de la herramienta, ella en 0,0 como la cerveza, no me ha quedado más remedio que darle al tema, y eso curte de verdad. Ahora soy económicamente responsable.

Y lo mejor de todo, soy un referente familiar en eso de ahorrar y controlar lo que gastas, os parece poco?, a mi me vale un montón ya que hasta hace unos meses era el típico referente del que no tiene ni idea de en que se le va el dinero. Si además le añado que voy a cumplir el objetivo de ahorro, que más se puede pedir?.

Pues si, si se puede pedir, disfrutar los partidos de golf que voy a tener este verano gracias a la #FintonicExperience y a la herramienta tan útil y fácil que facilita, ya estás tardando en registrarte y empezar a disfrutar de una experiencia financiera que no te esperas. Y con recompensa.

Nuevo encuentro de marketing y comunicación aseguradora

EMCS2013

El tiempo corre muy rápido, más de lo que quisiéramos, sin embargo en este caso es una buena noticia que ya esté a la vuelta de la esquina el encuentro anual de los profesionales del marketing y la comunicación aseguradora. Este año además sube el listón e incorpora un programa y unos ponentes que no se puede perder ningún profesional del seguro, unos ejemplos: Engagement, caso Groupon, mesa redonda con el seguro en femenino como protagonista, lo terceros premios a las mejores campañas y sobre todo muchas relaciones profesionales y networking de altura. Si quieres más información aquí dejo el enlace a todo ello +

El vídeo acerca las marcas a los clientes

Hoy he conocido la iniciativa de UNESPA para acercar el seguro a los clientes, utilizando para ello el vídeo, en formato animación y subido a su canal de Youtube. Creo que se han puesto todos los elementos necesarios: el vídeo es mejor que cualquier artículo o entrevista publicada en una revista, por otro lado utilizar una red social permite la virilidad y la creatividad del vídeo utilizando animación me parece acertada.

En mi opinión solo falta darle difusión, yo ya pongo mi granito de arena. ¿Te animas a poner el tuyo?

Como sobrevir al mes de mayo con Fintonic

#Experienciafintonic

La #ExperienciaFintonic me está siendo tremendamente útil, desde la planificación y el seguimiento de mis gastos hasta la forma en que puedes gestionar los imprevistos y ajustar tu cifra de gastos en un mes determinado y con respecto de los siguientes. Esto es lo que me ha pasado en mayo que como todos sabemos es el mes de las comuniones y bodas, y yo no iba a ser una excepción.

Además de tener ese compromiso, familiar que siempre es más fuerte, la boda era fuera de Madrid, en Valencia para ser más concretos. Por lo tanto el gasto del mes se iba al garete por mucho. Las partidas más afectadas las de regalos, gastos del coche (combustible), hoteles y otros de tipo ocio. Es decir se me había terminado el conseguir objetivo de ahorro según lo previsto, pero por suerte la herramienta de Fintonic te permite arreglar esos desaguisados, y  así ajustar lo necesario para llegar al objetivo.

Puedes retocar el presupuesto mensual en cada momento, y después compensar en los sucesivos de manera que las cifras te cuadren, y obtengas tu recompensa al final. Esa recompensa cada uno la convierte en lo que quiere, pero su origen siempre es económico, es decir dinero, y yo pienso gastarlo en vacaciones jugando al golf, seguro que me da para unos cuantos partidos.

De momento no tengo gastos extraordinarios a la vista hasta el mes de septiembre, por lo tanto salvo tragedia griega todo está según lo previsto. Bueno no del todo, lo único que no ha terminado de mejorar es la cara de mi mujer cuando le pregunto en que ha gastado algunas cantidades para categorizarlas. Todavía tengo que recordarle que tenemos una herramienta presupuestaria para ayudarnos con el tema del ahorro, pero hasta que lo recuerda me toca explicarlo y ver una cara de “amiquemepreguntaconloqueélsegastaenchorradas”. Bueno todo sea por el golf de vacaciones. Estoy seguro que en la próxima quedad con amigos ya tenemos tema de conversación, seguro que mi mujer lo saca, buscando apoyo en las mujeres de mis amigos, pero no me preocupa, estoy seguro que la explicación conseguirá adeptos al sistema, una vez pruebas con Fintonic, la #ExperienciaFintonic te ayuda a gestionar de una forma que ya no abandonas.

Patrocinio deportivo, afición y espectadores poco afortunados

MMO_1024x768 (8)

Hace unos días pude acudir a la Caja Mágica para ver el partido Murray – Simon, y durante el mismo en la fila de atrás dos amigos realizaban comentarios de vez en cuando, tanto en relación con el desarrollo del partido como con el comportamiento del público, y ahí es donde me sentí molesto con un comentario que si bien era acertado en su origen, no fue nada afortunado en su desarrollo posterior.

Como sabe la afición del tenis, en un partido no se puede entrar y salir de la cancha excepto en los descansos entre sets o juegos impares, momento en que el público puede entrar y salir de forma rápida y procurando no incidir en el juego, por ejemplo tardando en sentarse especialmente en lo fondos,

El comentario del espectador tuvo lugar como consecuencia de varios espectadores de reservados, que tardaban excesivamente en  sentarse, y cuya actitud molestó al citado espectador, llegando a decir que los que no tienen ningún interés por el tenis tienen localidades gratis y los que so aficionados (como él supongo que quería decir) tienen que pagar y tolerar esa chulería.

No discuto que su queja ante el retraso en sentarse de los espectadores que estaban entrando tenía todo el fundamento, pero no es menos cierto que gracias al patrocinio de entidades, que como Mutua Madrileña realizan un esfuerzo económico importante, se puede ver en Madrid un Open incluido en la categoría Master 1000, de máximo nivel. Mi recomendación para ese tipo de espectadores es que piensen un poco antes de expresar en voz alta ciertas opiniones que les dejan a la altura del betún. Por si da la casualidad que lo lee, estaba situado en la pista Manolo Santana, B13-15, fila 10 asiento 4.

Con un presupuesto seguro que reduces gastos

Fintonic test

Parece una perogrullada, pero es una realidad indiscutible. Hasta hace una semana había programado con Fintonic una cantidad para ahorrar en tres meses y la cosa empezó bien, pero al poco tiempo me di cuenta que los avisos que me enviaba la herramienta me hacían presagiar que no alcanzaría mi objetivo.

La verdad me pareció que era imposible no hacerlo ya que estaba considerando cada gasto que hacía y revisaba todos los fines de semana la herramienta a través de la web, por cierto que es muy sencilla y agradable de utilizar, pero a pesar de ello no mejoraba. ¿Cual era el problema entonces?. Tocaba leer el manual, que como todos sabemos es algo que los españoles no hacemos habitualmente.

Y que cierto es que demasiadas veces nos ponemos en marcha sin leer el libro de instrucciones. El problema que tenía era muy sencillo, no había fijado el presupuesto de forma correcta. Algo fundamental para abordar un objetivo de ahorro  mediante la reducción de gastos, si no sabes de donde partes es difícil que llegues a tu destino.

La herramienta te permite ajustar el presupuesto partida por partida, igual que haces al categorizar los gastos, por lo que no hay posibilidad de equivocarte. Ahora ya tengo el presupuesto ajustado a la realidad y todo pinta muy bien para alcanzar el ansiado ahorro de gastos, que recuerdo que estaba en 600€.

Si no hubiera sido por los avisos periódicos de Fintonic no me habría dado cuenta de esta situación hasta que hubiera sido tarde, pero el sistema de avisos es otra característica fundamental para gestionar un presupuesto, y los de Fintonic son muy completos.

Por cierto, eso de haberles dado los datos de mi banco ha resultado todo un acierto, ya que incluso me envían avisos cuando el saldo es bajo y me recomiendan no hacer movimientos en esa cuenta. Muy interesante el sistema; junto con las recomendaciones en cada partida me parece de lo más útil para la economía doméstica dadas las circunstancias. Ah! y si tienes interés no dejes de hacer el test para ver cuanto te puedes ahorrar con Fintonic.

Sigo adelante con #FintonicExperience y los 600€ de objetivo están más cerca, seguiré informando de los progresos.

La formación en las corredurías de seguros

Formacion seguros

Los datos que publica anualmente la DGSFP del Ministerio de Economía y Hacienda en su informe del año 2011, incluye unos cuadros de información relativa a la formación que reciben los empleados de las corredurías de seguros, así como otros canales de distribución, mediante la cual me he planteado algunas dudas y reflexiones que quiero compartir en esta entrada del blog.

El cuadro correspondiente a los medios humanos empleados por las corredurías de seguros y la formación impartida a estos, ofrece los siguientes resultados sobre una muestra de 2.014 sociedades de correduría:

cuadro formación

A primera vista me plantea unas reflexiones que tienen que ver con la relación empleados colaboradores que es de un empleado por cada tres colaboradores aproximadamente, que representa un ratio aceptable si tenemos en cuenta que incluye personal de todo tipo; sin embargo en lo que se refiere a las horas de formación recibidas, suponen 1,85 horas de los empleados por cada hora recibida por los colaboradores. En mi opinión representa un desequilibrio que no redunda en mejor relación con el cliente y por lo tanto es consecuencia de una menor productividad media por colaborador; creo sinceramente que los colaboradores deberían recibir en proporción más formación que los empleados en aras a la profesionalización de la comercialización de seguros vía personas físicas.

Pero esta cuestión del desequilibrio es aún más llamativa si comparamos la inversión, me gusta más llamarle inversión que gasto como hace la DGSFP, que es dramáticamente superior en el caso de los empleados respecto de los colaboradores, nada menos que 5,3 veces a favor de los primeros. Si los medios empleados están equilibrados entre los medios externos y los internos, ¿Qué clase de formación están recibiendo?. ¿Es suficiente para ejercer sus labores de mediación?.

Por último el cuadro relativo al promedio de horas por persona y coste de la misma me deja un poco preocupado, los colaboradores han recibido de media algo más de seis horas AL AÑO, de formación, con un coste medio de poco más de 20 €. Creo que las cifras hablan por si solas,  ¿Es demasiado barata?. Me parece muy necesario tomar conciencia de este tema si queremos que la mediación aseguradora mediante el asesoramiento a través de personas permanezca. El primer pilar que es la formación marcará el futuro de las estructuras de comercialización y con una inversión en formación por parte de las corredurías que no llega al 0,4 por ciento de su volumen de negocio, es muy difícil.

Claro que hay excepciones en el panorama que se deduce de estos datos, conozco personalmente algunos ejemplos, pero por desgracia las cifras no permiten ser optimistas sobre la mayoría de la mediación profesional.