Buscando segmentos de clientes a través de las cajas de zapatos.

La creatividad permite reinventar casi cualquier cosa, es el caso de Puma que tras 21 meses de trabajo intenso ha reorientado el packaging de sus cajas de zapatos, las ha cambiado tanto que ya no usa cajas de zapatos, simplemente las ha sustituido, de manera que alcanza a segmentos de público cada vez más preocupado por el medio ambiente, el ahorro y la capacidad de crear de las marcas.

Los “helthties”, “green seniors” “cool-hunters”, etc.. estarán atraídos por una marca preocupada por llegar al consumidor, no solo con sus productos, si no incluso con la forma de presentarlos, almacenarlos, etc.